top of page

Preocupa a empresarios locales sobrendeudamiento federal.

En el 2024 la partida de préstamos en el presupuesto traerá un aumento por más del 40%.


El endeudamiento con el que cuenta el paquete económico del presupuesto de egresos del 2024 será destinado para terminar el tren maya, la refinería de dos bocas y en gasto social, ya que este año la partida de préstamos traerá un aumento por más del 40% manifestó Antonio Villa González, presidente de la Cámara Nacional del Comercio (Canaco).


“El tren maya es el que trae la mayor tajada referente a obras de gran calado, alcanzamos a ver también que están manejando el tipo de dólar estimado en 17.10, que se nos hace bajo de acuerdo a las expectativas del próximo año, otro punto que es de considerarse es la situación de que el ramo 33 lo que es en la cuestión de las partidas estatales no tiene un aumento real, apenas un 0.3%”, agregó.


El presidente de Canaco platicó que será poca la participación federal para construcción, así como para crecimiento de infraestructura en la localidad, ya que hay un crecimiento en el comercio y en el sector industrial pero no se está viendo cómo se va a reforzar dicho crecimiento con mejores vialidad y mejores servicios.


“Vimos que trae una partida para mantenimiento de la CFE pero se nos hace muy poco creo que andaba arriba de los 100 millones de pesos, para los problemas que hemos visto este verano se nos hace que es ineficiente, el otro punto es que no hay ningún ajuste en la situación de impuestos, ni cambios para la materia fiscal”, añadió.


Octavio Sandoval López, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), mencionó que dentro de las consideraciones del presupuesto federal para el 2024 es que no habrá un aumento en los impuestos, previendo un crecimiento del 2.5 al 3.5 de la economía y una inflación de 3.8 al 4% así como un tipo de cambio que rondará los diecisiete pesos.


“Por lo que toca a los ingresos es un presupuesto hasta esa parte estable, responsable y que de alguna forma es una continuidad a los criterios que había tenido este gobierno en la formulación del presupuesto, un factor importante es que no hay una recaudación adicional porque no hizo ningún ajuste a sus impuestos y le esta pegando mucho el tipo de cambio”, agregó.


Así mismo el presidente indicó que el superpeso le esta pegando mucho a las empresas privadas exportadoras y de igual forma a la inversión pues los dólares valen menos, tal es el caso del petróleo en donde se está exportando los barriles sobre 58 dólares pero en 17 pesos, lo cual no es lo mismo a si lo estuviera exportando en 21 en donde sí tendría ingresos adicionales.


“Ese hueco que está teniendo el gobierno por falta de ingresos petroleros por el tipo de cambio bajo y de no modificar los impuestos, no obstante que está gastando más, lo está cubriendo con una deuda mayor, por primera vez en el 2024 trae un incremento del 40% de la deuda pública, va a pedir prestado para cubrir esa deficiencia, ese es un mal indicador”, añadió.


Sandoval López señaló que lo que se pedirá prestado representa el 20% de presupuesto federal, lo cual se traduce en que el gobierno gastará más en 2024, ya que hay dos rubros, el de inversión en donde el gobierno busca terminar el tren maya en donde se estima un gasto de 120 mil millones de pesos más y terminar la refinería dos bocas.


“El presidente no quiere tener el síndrome del aeropuerto cancelado, así como él canceló el aeropuerto de Texcoco, por eso quiere terminar el tren maya y dos bocas, por eso le está inyectando recursos a esos dos proyectos y al gasto social, en el área de bienestar, como es un año electoral está previendo un crecimiento del 20%, para el programa de adultos mayores y personas con discapacidad, con 1.7 millones de pesos de deuda”, agregó.


En el mismo tenor, Octavio Sandoval dijo que la ley prohíbe que la deuda se utilice para gasto social, pues la deuda solamente debe ser utilizada para infraestructura, ya que tampoco puede utilizarse para darle participaciones a los estados por lo cual deberán organizarse y hacer ajustes internos.


Por su parte, Francisco Fuentes Aréstegui, presidente de Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), externó que al haber una reducción en el presupuesto estatal, por parte de las participaciones federales, el estado tendrá que replantear su estrategia o como ha pasado anteriormente, buscar cómo aumentar los impuestos en Baja California.


“Nos preocupa que no vaya a haber los recursos necesarios para que tenga ese crecimiento que necesita, estamos hablando de temas como los pasos a desnivel que están construyendo ahorita en Mexicali que son dos, entre otros proyectos similares en el resto del estado”, explicó.


Además comentó que esta administración del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dejará al país más endeudado que en otras administraciones, por lo cual, lejos de tener una política sana de no gastar más de lo que tenemos, están haciendo lo opuesto.


“A dónde se va toda esa inversión, ya terminaron dos bocas pero no sabemos si hace falta algo más de inversión, ya están terminando el tren maya pero no sabemos si hace falta más inversión y así los proyectos del gobierno federal que hemos visto”, concluyó.

2 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page